Mostrando entradas con la etiqueta Holanda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Holanda. Mostrar todas las entradas

Cómo moverse en Transporte Público por Amsterdam (Holanda)

La mejor forma de moverse por Amsterdam para conocer la ciudad, además de la bicicleta, es el transporte público, especialmente el tranvía que ofrece un buen servicio para moverse por el centro.
El tranvía es el transporte público más usado en Amsterdam. La entrada se realiza por las puertas traseras. Los autobuses suelen llegar a zonas más apartadas del centro, lo mismo que el metro que se suele utilizar para llegar a la periferia.

Lo mejor es acercarse a la Plaza de la Estación Central o Stationsplein. Frente a la Estación Central encontramos un punto de información y venta de billetes denominado "GVB Tickets & Info", donde facilitan información detallada sobre el transporte público en Amsterdam. También se pueden comprar los billetes y tarjetas de transporte o conseguir planos o mapas de carreteras, además ofrecen una buena variedad de excursiones turisticas organizadas.

Para usar el transporte público en Amsterdam y hacer turismo por la ciudad se puede utilizar la tarjeta I amsterdam. La Tarjeta I amsterdam consiste en una tarjeta inteligente con chip para acceder a los museos, un título de transporte público de la red GVB y una Guía que contiene cupones de descuentos en restaurantes y atracciones turísticas.

Los precios de la Tarjeta I amsterdam:

1 día (24 horas) = 39,00 Euros
2 días (48 horas) = 49,00 Euros
3 días (72 horas) = 59,00 Euros

Con la Tarjeta I amsterdam se puede utilizar los autobuses, tranvías y metro de la empresa de transporte GVB, los cuales cubren toda la ciudad de Amsterdam. Después del primer uso, el acceso al transporte público se mantiene válido durante 24, 48 o 72 horas.

Ésta tarjeta tiene distintas opciones interesantes para los turistas que van a pasar varios días en Amsterdam y permite utilizar cualquier travía, autobús y metro de GVB de la ciudad de forma ilimitada. Se puede cambiar de líneas, subir y bajar tantas veces como sea necesario durante las horas que figuran en la tarjeta. El tranvía, el bus y el metro están normalmente muy bien sincronizados, lo que facilita bastante el trasbordo de uno a otro.

Para quedarse unos días en Amsterdam, la tarjeta de uno o varios días es la más práctica y ventajosa. Si no se va a utilizar el transporte de forma regular, quizás lo mejor es plantearse comprar en las máquinas expendedoras que hay en las estaciones de metro o en el propio bus o tranvía un billete sencillo, válido por una hora, aunque esta es la opción más cara o preguntar por la OV-chipkaart desechable.

Enlaces turísticos oficiales de interés:
También te puede interesar:


► Traducir / Translate